Asesinan a un prófugo de un tiro en el pecho

de un arma de fuego alertó ayer a los vecinos de Villa Balnearia de Las Termas. Tras el balazo, un hombre quedó en el piso, en una vereda, mientras que un grupo de sujetos se daba a la fuga.

Faltaban pocos minutos para el mediodía. La gente llamó a la Policía y momentos después se constató que el joven se encontraba sin vida. La bala le había atravesado el corazón, de acuerdo con las pericias forenses. Los médicos constataron además que el cuerpo presentaba contusiones, cortes y excoriaciones.

La víctima fue identificada como Guillermo Héctor Ramos, de 27 años, oriundo de la provincia de Tucumán, donde era buscado por una causa por robo, de acuerdo con las primeras investigaciones policiales y judiciales.

Las averiguaciones realizadas por los uniformados determinaron que Ramos había estacionado su motocicleta sobre la calle Capitán Giachino casi ARA General Belgrano, frente a una cancha de fútbol. Posteriormente, se acercaron varios individuos con quienes discutió, se produjo una pelea y le descerrajaron un certero disparo en el corazón, aparentemente, con un revólver.

La Policía termense, bajo las directivas del fiscal Ignacio Guzmán, logró identificar a los cinco agresores, quienes por el momento están prófugos.

Era integrante del clan Acevedo

El joven asesinado ayer en Las Termas era integrante del clan Acevedo, que era liderado por su padre, quien tiene ese apellido y actualmente se encuentra detenido en el penal tucumano de Villa Urquiza, acusado de un homicidio. En esa unidad penitenciaria se encuentran alojados otros miembros de la supuesta banda delictiva, entre ellos otros familiares de Ramos, acusados de crímenes, intentos de homicidio y tráfico de drogas.

El clan Acevedo es una de las fuertes facciones de la barra brava de Atlético Tucumán y aún impone miedo en el barrio El Sifón, en la periferia, donde residen sus líderes.

Familiares de Ramos prometieron ayer venganza a viva voz en el lugar del asesinato.

Banner 468 x 60 px